Por una vejez activa que impulsa el cambio social

Comunidad con Personas Mayores I.A.P.

Historia

Con una trayectoria de 28 años, Comunidad con Personas Mayores I.A.P. surge como un proceso alterno en Comunidad Participativa Tepito A.C.


ETAPA 1


En los años 60 el Equipo Pastoral Social de la Parroquia de San Francisco de Asís en el barrio de Tepito, el Movimiento de la Juventud Obrera Católica (JOC) y el apoyo a la remodelación de viejas vecindades, realizan los primeros pasos de un diagnostico comunitario.

En los años 70 se impulsa la formación de Grupos de Ayuda y Apoyo Mutuo. Surge la Estancia Infantil, Club del Recuerdo, Tele Secundaria, grupo de alcohólicos anónimos, Nequetejé y el pueblito del Mezquital (a cuyos indígenas se les enseña a elaborar calzado (huaraches) que después se vende a las afueras de la parroquia mencionada).

En 1974, Nequetejé se consolida como una comunidad de base, que busca mantener los grupos y que será la buena semilla, que en su momento dará lugar a la organización Comunidad Participativa Tepito A.C., más conocida como COMPARTE.

En los 80 con la construcción de los ejes viales, se agudiza el problema de la vivienda en el barrio. Los dueños no invierten en mantenimiento por las rentas congeladas y los que las habitan no las consideran suyas. El grupo Nequetejé junto con otros vecinos forman dos cooperativas de vivienda y se logra dar casa a 164 familias.

ETAPA 2


Los sismos del 85 destrozan el barrio, marcan el final de un estilo de vida, que se desarrollaba en las vecindades del barrio de Tepito. La convivencia obligatoria que en ellas se establecía, estaba determinada por la ubicación de los cuartos con tapancos, donde radicaban las familias, con un patio central y los servicios en común (WC y lavaderos). Las rentas estaban congeladas y su precio era más simbólico que real.

A pesar de los problemas de la convivencia cotidiana y los roces obligatorios por lo limitado de los espacios, se daban relaciones interpersonales, las redes sociales entre sus habitantes estaban aseguradas. El ser de una determinada vecindad daba también un sentido de pertenencia a sus habitantes.

Con los sismos gran parte del barrio de Tepito queda destruido, las familias huyen buscando un lugar donde vivir y las personas mayores, que no cuentan con la posibilidad económica para trasladarse a otro lugar y menos con dinero para rentar una casa, se quedan viviendo en campamentos provisionales construidos en las calles.

Ante esta situación un grupo de laicos se reúnen con los párrocos de la iglesia de San Francisco de Asís en Tepito: Padres Martiniano Martínez Gutiérrez y José Dachelet que se preguntan ¿qué hacer como cristianos? Ahí están Margarita Zarco y Miguel ángel Murguía, Azalia Calleja, Lola Abiega y María Pilar de Abiega (miembro de FAPROP), Arturo Díaz Betancourt, Luis Sereno fundador de FAPROP (Fundación de apoyo a proyectos populares), Evita Palacios y Toya Sánchez, entre otros, todos ellos miembros del grupo Nequeteje y de la Comunidad eclesial de base.

Las familias van a vivir en campamentos improvisados en las calles; el grupo Nequetejé apoya en apuntalamientos de viviendas, trabajo comunitario con niños y adolescentes, compras de alimentos en común, e inicia la construcción de dos conjuntos habitacionales.

En virtud de la situación originada por los sismos, el gobierno implementa el Programa Emergente de Vivienda Fase II para la construcción de las nuevas viviendas para los damnificados.

El Fideicomiso Fondo Nacional de Habitaciones Populares (constituido por Cruz Roja Mexicana, Fundación para el Apoyo de la Comunidad A.C., Programa Metodista de Vivienda, Comité Ecuménico Mexicano para la Ayuda a los Damnificados y Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia) organización ajena al barrio, propone la construcción de un asilo como solución al problema de vivienda de los adultos mayores. Sin embargo, en una consulta realizada con los mencionados adultos mayores, externan, que esta alternativa no responde a sus deseos "ellos quieren permanecer en su barrio, conservar sus redes familiares, sociales y su independencia".

Considerando el sentir de los adultos mayores y tomando en cuenta sus deseos de permanecer en su barrio; surge la propuesta del programa: "El barrio un hogar para nuestros ancianos" que más tarde se visualizará como nuestro actual modelo "Una alternativa al asilo" misma que desde el punto de vista humano y económico sería más factible a desarrollar.

Ante la no aceptación de los adultos mayores de irse a vivir a un asilo, se solicita al Fideicomiso Fondo Nacional de Habitaciones Populares el apoyo para que ellos puedan permanecer en sus viviendas, como dicho Fideicomiso ya contaba con los recursos para la construcción del asilo, ofrece pagar al Programa Emergente de Vivienda Fase II encargado de construir las nuevas para los damnificados del sismo, el costo total de las viviendas de los adultos mayores y que en cuanto estén terminadas, ellos puedan regresar a habitarlas.

ETAPA 3


Desde noviembre de 1985 se inician los trabajos de manera más estructurada y por la necesidad de dar un nombre al grupo, se adopta temporalmente el de la fundación a la que pertenecían 2 de los miembros, que se prestará también, para la solicitud y aceptación de fondos económicos. Su nombre es FAPROP (Fondo de apoyo a procesos populares) y por estar en Tepito se llamó FAPROR-TEPITO. Su sede queda establecida en la Parroquia de San Francisco de Asís Tepito. En 1986 se contrata el servicio de la primera trabajadora social: Guadalupe Vega que será acompañada en su trabajo por 2 miembros de la comunidad de base del barrio: Eva Palacios Leal y Victoria Sánchez Centeno

En Marzo de 1987 la oficina se traslada a Díaz de León 19 interior 6°, en el conjunto habitacional construido por FAPROP-TEPITO, gracias al apoyo financiero de Cáritas Suiza, Cáritas Holanda y Misereor de Alemania.

En las reuniones de la comunidad de base, se explora un nuevo nombre para la organización, que diga lo que se busca y que sus siglas tengan contenido. En ellas participa el P. José Dachelet, María Pilar de Abiega, Eva Palacios y Victoria Sánchez, además de otros miembros de la comunidad. Bajo la importancia del trabajo con distintos sectores de la población, es decir con la comunidad y no solamente con ancianos y niños.

Surge la organización COMUNIDAD PARTICIPATIVA TEPITO A.C. (COMPARTE) elaborando su acta constitutiva, sus primeros estatutos y queda constituida legalmente el 03 de Marzo de 1989.























































Sigue a COMPARTE en Twitter
Sigue a COMPARTE en Facebook
Info del sector